Entre tantas opciones en el mercado, elegir el mejor servicio de alojamiento puede ser un desafío, pero uno mucho más fácil cuando sabemos qué tipos de hosting existen y para qué sirven. ¿Vamos a descubrirlo?

 

Tipos de hosting y funcionalidades

 

En esencia, el alojamiento de sitios web se trata de un servidor en línea que te permite publicar una página en Internet. Básicamente, es como pagar un alquiler por el espacio utilizado en un servidor físico para almacenar todos los archivos que componen tu página o sitio web y asegurarse de que este funcione correctamente.

Es algo así como el hogar en donde habita tu sitio web en la inmensa metrópolis que es Internet. Y, por supuesto, es sumamente importante.

Sabemos que los sitios web son indispensables para el éxito de cualquier negocio digital en un mundo cada vez más guiado por la tecnología. Además, también es la forma más eficaz de comunicarse y hacerse oír cuando se trata sobre difusión de ideas y entretenimiento.

Pero existe mucha confusión cuando se trata de buscar las opciones de alojamiento y los tipos de hosting disponibles en el mercado.

Es que con tantas opciones e información en Internet, puede ser muy difícil elegir, hasta frustrante. Porque además de preocuparte por el diseño y el contenido web, si querés iniciar un sitio web, elegir a qué empresa confiar tu página y, sobre todo, qué tipo de hosting escoger, puede resultar difícil.

Este post te va a ayudar a comprender los diferentes tipos de opciones de alojamiento web disponibles y a aclarar algunos términos que pueden ser difíciles de entender sobre este campo:

 

1. Hosting compartido

 

El hosting compartido es un arreglo en el que varios sitios web se mantienen en el mismo servidor y es perfecto para el alojamiento de sitios web de bajo nivel de entrada es decir, que recién comienzan.

Aquí tu sitio web se almacenará en el mismo servidor que varios otros sitios web. Los planes de hosting compartido son ideales y muy útiles para los propietarios de sitios web que no reciben una gran cantidad de tráfico web.

Con un plan de alojamiento compartido, todos los dominios comparten los mismos recursos del servidor, como RAM (memoria de acceso aleatorio) y CPU (unidad central de procesamiento).

De esta forma, debido a que todos los recursos se comparten, el costo de los planes de alojamiento compartido es relativamente bajo, lo que los convierte en una excelente opción para los propietarios de sitios web en sus etapas iniciales.

 

2. Hosting de servidor dedicado

 

El hosting dedicado te va a brindar como propietario de tu sitio web, el mayor control sobre el servidor en el que se almacena tu sitio web ya que, al alquilar el servidor exclusivamente, tu sitio web es el único almacenado en él.

Esto significa que tenés acceso como administrador y root completo, por lo que podés controlar todo, desde la seguridad hasta el sistema operativo que se ejecuta.

Asimismo, estos alojamientos son ideales para propietarios de sitios web con altos niveles de tráfico en su sitio web y aquellos que necesitan un control total de sus servidores.

Además, se requiere un alto nivel de experiencia técnica para la instalación y administración continua del servidor.

 

3. Hosting de servidor privado virtual (VPS)

 

Un plan de hosting VPS es el término medio entre un servidor compartido y un servidor dedicado. Es ideal para aquellos propietarios de sitios web que necesitan más control sobre su sitio web, pero no necesariamente necesitan un servidor dedicado.

El shared hosting es único porque cada sitio web está alojado en su propio espacio en el servidor, pero compartiendo un servidor físico con otros usuarios.

Por lo general, los propietarios de sitios web que desean un hosting dedicado pero no tienen los conocimientos técnicos necesarios, utilizan y optan por el hosting VPS.

Se trata de un plan que ofrece los beneficios económicos del alojamiento compartido con el control del alojamiento dedicado. Es una gran opción que sirve para usuarios avanzados y aquellos que desean instalaciones de paquetes y software específicos.

 

4. Hosting en la nube

 

El hosting en la nube o cloud hosting es la palabra de moda actual de la industria de la tecnología. En lo que respecta al alojamiento web, significa que muchas computadoras trabajan juntas, ejecutando aplicaciones utilizando recursos informáticos combinados.

Es una solución de hosting que funciona a través de una red y permite a las empresas consumir los recursos informáticos como una utilidad. Además, permite a los usuarios emplear tantos recursos como necesiten sin tener que construir y mantener su propia infraestructura informática.

Los recursos que se utilizan se distribuyen en varios servidores, lo que reduce la posibilidad de que se produzca un tiempo de inactividad.

El alojamiento basado en la nube es escalable, lo que significa que tu sitio puede crecer con el tiempo, utilizando tantos recursos como requieras y mientras el propietario del sitio web solo paga por lo que necesita.

 

5. Hosting administrado

 

El hosting administrado es aquel en el que la empresa de hosting se encarga de la configuración, administración, gestión y soporte de un servidor y / o aplicación.

Este plan de hosting garantiza que los sitios web y las aplicaciones de nuestros clientes permanezcan en funcionamiento en todo momento.

En los términos más simples, un alojamiento administrado es cuando el proveedor de hosting se ocupa de todos los problemas relacionados con tu servidor. No solo alquilas el hardware al host, sino que también este se encarga de administrarlo.

Es una buena opción para aquellas personas o empresas que prefieren invertir más tiempo en otros aspectos de su negocio, dejando la gestión de su sitio web en manos del proveedor de hosting.

Es probable que la mayoría de los paquetes de alojamiento que encuentres en línea estén administrados. Es decir que el proveedor se ocupa de la gestión diaria del hardware, los sistemas operativos y las aplicaciones estandarizadas.

 

6. Colocación

 

En lugar de mantener los servidores en casa o en un centro de datos privado, puede optar por «co-ubicar» su equipo alquilando espacio en un centro de colocación. El centro proporcionará la energía, el ancho de banda, la dirección IP y los sistemas de refrigeración que necesita su servidor. Se alquila espacio en racks y armarios.

La colocación da acceso a niveles más altos de ancho de banda y vos te quedas con tus propios dispositivos (literalmente) para encargarte de todo, incluido el hardware, el software y los servicios.

 

Características de cada tipo de hosting

En resumidas palabras, algunos puntos claves a tener en cuenta sobre cada uno de los tipos de hosting son:

  • Hosting compartido: la opción más rentable para sitios web con poco tráfico.
  • Hosting administrado: ideal para usuarios no técnicos que prefieren delegar las tareas más técnicas a los expertos.
  • Hosting VPS: la mejor opción para los sitios web que han superado el alojamiento compartido.
  • Hosting en la nube: funciona mejor para sitios web que crecen rápidamente y necesitan recursos escalables.
  • Hosting dedicado: opción ideal para sitios web grandes en los que se necesita tener el control.
  • Hosting de colocación: la opción menos económica pero que le brinda el máximo control sobre el hardware y el software.

Aunque hay muchas diversas opciones para elegir cuando se trata de tipos de alojamiento web, todo se reduce a elegir un plan que se adapte a tus necesidades. Porque, al fin y al cabo, cada plan se adapta a las especificaciones de diferentes grupos y empresas.

Darte cuenta de cuáles son las necesidades en tu sitio web te va a ayudar a asegurarte de que estás eligiendo el plan adecuado para vos y tu negocio.

Por lo tanto, los factores cruciales que debes tener en cuenta al seleccionar un proveedor de alojamiento web incluyen el tipo de sitio web que tenés, los recursos que necesitas, tu presupuesto y el tráfico esperado.

¡Haz clic para puntuar este artículo!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Categorías Blog

Base de Conocimiento

Entradas recientes

Artículos Relacionados

¿Necesitás Ayuda?

¡Hablemos! Nos encantaría conocer más sobre tu proyecto y ayudarte a encontrar la información que estás buscando. Ponete en contacto con nuestro servicio de Soporte y Atención al Cliente 24/7 para una consulta gratuita.

Muchas gracias por tu mensaje, ¡Responderemos pronto!
¿Ups! hubo un error ¡Por favor intenta más tarde!

Somos expertos y
estamos para ayudarte

Nuestro equipo de profesionales está a tu entera disposición (24x7x365). Siempre listos y en tu idioma, para ayudarte en lo que sea que necesites, cualquiera sea el servicio que hayas contratado. Consúltanos como te resulte más cómodo: por Teléfono, Chat o desde el formulario de Contacto.

Llámanos siempre que nos necesites las 24 h, los 365 días del año.

Teléfono 1995-4678

Teléfono 1995-4678

Recibí en tu correo nuestras
ofertas especiales y novedades

¡Muchas gracias por suscribirte!
¡Ups! Algo no esta bien .. intenta más tarde por favor

Formas de pago:

Formas de pago
Formas de pago