Desde finales del año 2017, los navegadores de internet más usados: Google Chrome y Mozilla Firefox han actualizado sus políticas de seguridad y comenzaron a marcar como «No seguro» a los sitios que no presentan instalado un certificado SSL. Si el sitio web contiene cualquier campo de información para llenar como contraseñas, formularios o datos de tarjetas de crédito en caso de ecommerce; entonces el navegador verifica que el sitio tenga SSL y no lo tiene recomienda al usuario no ingresar ningún tipo de dato ya que el sitio no es de confianza y representa un riesgo.

¿QUE ES UN CERTIFICADO SSL?

 

Un certificado SSL permite que la información viaje por internet a través de un canal seguro encriptado, entre el navegador y el servidor del sitio web de tal forma que no podría ser descifrada en caso de que fuera interceptada por un atacante (virus, hacker, pirata informático).

De esta forma se brinda mayor seguridad y confianza al usuario que ingresa al sitio web, para dejar sus datos personales, números de teléfono, contraseñas, datos de tarjetas de crédito etc.

 

VENTAJAS DE ASEGURAR UN SITIO CON UN CERTIFICADO SSL

 

Evita que los navegadores espanten a los usuarios mostrando carteles de sitio no seguro.

Mejora el posicionamiento de tu sitio web en los resultados de búsqueda.

 

Reduce las posibilidades de hackeo, fraude o robo de información en tu sitio web.

 

Ver opciones